Los Encuentros de Mi Madre y Yo

Un espacio sagrado para conectarte con otras mujeres que sienten el deseo

y el impulso de restaurar los efectos de una relación compleja con la madre.

 

 

 

 

Bienvenida,

 

 A partir de febrero voy a brindar Los encuentros de MMYY, un espacio sagrado al que acudir para inspirarnos, compartir y realizar juntos esa alquimia interna que pretende hacernos mejores candidatos a la libertad, el gozo y el buen amor.

La propuesta es mensual y cada encuentro tendrá un foco relacionado con los efectos de la relación con la madre emocionalmente ausente. 

¿Concretamente qué vas a encontrar cada mes?

 

  • Una comunidad privada que brinda un espacio seguro para conectarse con otras personas que sienten el deseo y el impulso de restaurar los efectos de una relación compleja con la madre.
  • Un encuentro mensual en vivo conmigo donde habrá tiempo para preguntas y respuestas.
  • Rituales inspirados en la sabiduría mística.
  • Prescripciones y desafíos prácticos para vivir en una mayor coherencia.
  • Una biblioteca de libros, aromas y música escogidos para acompañar este camino.

¿Cuándo será?

 

Nos encontraremos el segundo lunes de cada mes de 18h a 20h.

Quedará grabado si no puedes estar (podrás dejar tu pregunta y la contestaré).

 ¿Cómo puedo participar?

 

· Un encuentro al mes (39€)

· Un encuentro al mes durante tres meses (79€)

· Un encuentro al mes durante un año (280€)

Su valor es más simbólico que lo que realmente significa la transformación que vamos a vivir.

 

Si quieres formar parte de esta comunidad privada, puedes unirte aquí y confirmaremos tu reserva.

El grupo va a ser reducido para así acoger las voces de todos.

 

Lo que dicen quienes ya han transitado MMYY

Durante años he estado haciendo trabajo de observar la relación con mis padres, sobre todo con mi madre. En ocasiones era muy complicada y sentía un gran desgaste y frustración.

Cuando asistí al retiro de Mi Madre y Yo, no podía imaginar el nuevo enfoque que me daría. Mediante visualizaciones, escritura, diálogos, constelaciones familiares…..Marta Montalvá me ayudó a poder percibir y sentir cosas que se me habían pasado por alto. Llena sus trabajos de delicadeza, pasión y presencia, yo lo defino acupuntura para el alma.

· Paloma Sanz. Consultora y terapeuta.

Nunca pensé que tenía tanto que transitar por el vínculo con mi madre para empezar a entender quién soy yo.

Marta, gracias de corazón por acompañarme en este camino.

Y gracias por este taller, donde la confianza y el respeto acompañan cada momento, cada emoción…. ha sido maravilloso.

· Anna Feuerbach. Ingeniera forestal.

Este taller ha sido una revolución, hay un antes y un después en la relación conmigo misma desde entonces. En un breve pero intenso espacio de tiempo, he conectado con la raíz de mis heridas emocionales, lo que me ha ayudado a entenderme mejor y ver mayor luz en el camino. Además del logro personal, la relación con mi madre ha mejorado notablemente, pues hoy tengo otra visión. He logrado reconciliarme con mis raíces y dignificar mis orígenes.

Marta, con su sabiduría y experiencia, nos ha acompañado con calidez humana y respeto por lo vivido en este maravilloso proceso, que no indoloro, pero sí revelador. Este taller, me ha enseñado herramientas muy útiles, que a día de hoy sigo empleando en esos días, en los que no se encuentra la calma.

· Silvia Parcero. Educadora Social.

Me quería poco, las vidas felices me parecían para otros y la relación con mi madre era dolorosa. No sabía por dónde empezar a abordar este asunto. Tras hacer terapia, conocí el taller de Marta y reuní el coraje para mirar a fondo mi herida materna compartiéndolo también con otras personas.

Deseaba conocer a otros que ya hubiera llegado al otro lado, que pudieran mostrarme que SÍ era posible vivir sin ese vacío que tanto intentaba llenar con otras cosas. Dar el paso de hacerme responsable de la vida que quiero ha sido lo que necesitaba.

¡Gracias Marta!

· Estefanía Martín. Diseñadora gráfica.

Bastaron unos días para comprender más cosas que en mis numerosos años de terapia. Supe al acabar que tenía que cambiar algo de mi vida y estuvo ahí para acompañarme, dejando que fuese yo quien iniciaba los pasos… Gracias, hadamadrina.

· Beltrán Riera, escultor.

El taller de Mi de madre y yo significó un antes y un después en mi vida. La culpable de ese cambio fue Marta, gracias a ella, al acabar el taller me sentí mucho más ligera.
Al principio sentí miedo y a punto estuve de echarme para atrás, pero alguien me dijo que siguiera adelante. Llevaba cinco años buscando el instante oportuno para lanzar las cenizas de mi madre al mar pero había algo que me impedía dar el paso. Cualquier motivo era perfecto para retrasar esa despedida. Durante el taller descubrí muchas cosas de mi madre, de mi relación con ella, con el mundo, conmigo misma y sobre todo entendí el porqué de mis miedos.
Gracias al taller pude despedirme de mi madre sin remordimientos y conseguí vaciar una parte de mi mochila como hija. El recuerdo de mi madre seguirá para siempre en mi alma pero ahora su recuerdo me hace feliz… Recomiendo este taller, como hija y como madre, sea del color que sea el hilo que os une a vuestra madre, gracias a este taller, no habrá nudos sino lazos que unen pero que no aprietan.
Muchas gracias, Marta Montalvá por crear magia con tus talleres.

Marga Roselló. Auxiliar técnico educativo.

Una bendición, eso es lo que trae Marta. Lo que es ella.

En medio de tanto curso y discurso… un oasis seguro y revelador.

· Manuel Grandes. Abogado.

 

¿Quieres formar parte de una comunidad privada donde explorar y transformar los efectos de la relación con una madre emocionalmente ausente?

Puedes unirte clicando aquí

 

Me llamo Marta

Con las relaciones como mis grandes maestras, me fascina el universo del vínculo materno donde se entralaza la relación madre-hija con las enseñanzas y sabiduría ancestrales femeninas de diferentes linajes.

En mis espacios no vas a encontrar soluciones enlatadas; cada propuesta te acercará a tu propia verdad, tu propio hacer y tu propia voz. Mi punto de partida es el respeto por nuestras historias. Cada historia es un camino hecho de muchos caminos, de las voces de muchas madres y sus hijas e hijos a través de las cuales la Vida se manifestó de diversos modos.

Mi deseo es que nuestro futuro deje de ser una repetición del algunos capítulos de esas historias y podamos generar maneras más creativas, satisfactorias y placenteras de estar en la Vida.

Mi deseo es inspirarte a las personas a explorar la relación con tu madre y transformar lo que dolió en semillas de vitalidad, libertad y posibilidades.

Llevo más de diez años dedicada a acompañar a las personas en su camino de auto·descubrimiento, dar cursos, crear maneras más placenteras de estar en la Vida, aprender a amar mejor y estar cerca de la Naturaleza. No hay nada que allí no esté escrito.
También me gusta contar historias. Por eso escribo, y cocino.

contacta

Si estás interesado en solicitar mi colaboración o una consulta, y para cualquier comentario respecto a los contenidos de esta web puedes contactarme a través de: marta@martamontalva.com